Blog

Montaje de la exposición Bide Zabalak, organizada por Xabier Idoate en la Sala Portalea de Eibar, Gipuzkoa.

En diciembre de 2006, el popular filósofo Felix Duque dio una conferencia preciosa en el edificio BBK de la UPV en la calle Banco de España del Casco Viejo de Bilbao. Acudió tanta gente que se completó el aforo media hora antes de su inicio. Ciertamente, Felix Duque es popular por su gran sabiduría y la admirable naturalidad con la que comunica. Es indudable que el público, nosotros, que éramos en aquel momento estudiantes de 3er ciclo estuviésemos hechizados por sus palabras: él, un filósofo de Madrid que nos iluminó la mente son sus imágenes narradas.

 

Nos fuimos de allí sin mirar atrás. Dejamos la casa y nunca más pensé en ella. Sólo había futuro ante mis ojos, el pasado era un borrón en mi cabeza... hasta que comenzó a invadir mis sueños en forma de imágenes, movimiento, voces, lluvia.

Es mucho después de habernos ido para siempre cuando pensé en volver y me di cuenta de que mi casa, el lugar de mi infancia había desaparecido. Cuando volví, años después, el monte estaba destruido. Comencé a soñar con los senderos que conducían a los bosques, a las cumbres, los que conectaban un monte con otro, los helechos, los caracoles gordos, las pisadas de algún "todoterreno", el paisaje húmedo lleno de brotes verdes, las mañanas de sábado soleadas, los discos girando, su sonido metálico, el hortelano que veía desde mi ventana... todo eso, no existía. En su lugar, unos cuantos bloques más de edificios y el monte devastado, aplanado, por un lado, atravesado por un tunel, por otro, desaparecido para siempre.

Una versión de lo que podría hacerse con un teclado MIDI... pero cuál es la relación entre los chorros y las teclas?

Utiliza un ordenador y algo más como una plaquita de arduino, elucubrando un poco.

Juego divertido. Así se puede practicar el teclado sin molestar, o enzarzarse en emociones. Se desestructura el objeto de ser del instrumento. El sonido se convierte en ruido, desafinado. Sin embargo, se amplifica si sentido espacial.

“Lo cierto es que no es lo mismo cuando ves las cosas desde su primer estado de gestación que cuando sólamente te acercas al acto de la representación pura y dura.”

El pasado 9 de enero finalizaba la muestra internacional MANIFESTA 8 en Murcia. Aquí, algunas fotos del artista que más me gustó: un mejicano afincado en Barcelona, Erik Beltrán. Su instalación trataba de la construcción inmobiliaria en Murcia. Lo que me llamó la atención sobretodo fue la manera de resolver las obras sin perder de vista este tema. Algo que estoy persiguiendo desde hace años y ahora espero poder resolver: cómo no dejar de un lado el trabajo plástico por un contenido que presta atención a unos temas ajenos a lo estético… ajenos a lo estético? veamos.

La idea surge de una práctica realizada en el taller de Antoni Abad y Eugenio Tisseli. A primeros de enero, cuando comenzamos a hacer las pruebas de geolocalización con los teléfonos móviles en el aula nos salió un error extraño. Al principio no sabíamos cómo interpretar aquello, el caso es que cualquier envío que realizábamos caía directamente en el mar, posicionado a una distancia equidistante del meriadiano de Greenwich pero en dirección opuesta.